Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 5 de septiembre de 2013

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá redujo la pena de prisión al exdirector del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Andrés Camargo Ardila, de siete a cinco años de prisión.

El exfuncionario fue condenado por las irregularidades presentadas en la contratación de la primera fase de TransMilenio por la Autopista Norte, en hechos ocurridos en el año 2000.

En el fallo, proferido en segunda instancia, el Tribunal Superior de Bogotá dejó en firme la condena en contra de Ardila, María Elvira de la Milagrosa Bolaño Vega, exasesora técnica de la dirección de construcciones del IDU, y Óscar Fernando Solórzano Piedrahíta, exdirector de construcciones de la misma entidad.

Los cargos por los que fueron condenados los tres exfuncionarios del Distrito Capital tienen que ver con contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, derivado de las irregularidades que se presentaron en el proceso de contratación de la troncal de TransMilenio.

A pesar de que se redujo la condena de 85 a 60 meses de prisión, los exfuncionarios deberán pagar una suma de $108.622 millones a favor del Instituto.

Lo cierto es que desde el 2008 se viene investigando el accionar de Camargo. El año pasado, se dijo que el exfuncionario habría cometido el delito de celebración indebida de contratos.

Todas las irregularidades se presentaron en el desarrollo del contrato de los tramos comprendido entre la Avenida Boyacá y el Río Bogotá, sobre la Calle 80, del sistema masivo de transporte de Bogotá.

De acuerdo con la investigación, el IDU suscribió el contrato de obra No. 461 de 2000 con la Unión Temporal MHC Concay, con el objeto de terminar la obra abandonada por la firma mexicana ICA, que consistía en la adecuación de la Calle 80 diseñada para Solobus.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.