Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co miércoles, 2 de mayo de 2012

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá dejó en firme el proceso que se adelanta contra once personas investigadas por el desfalco a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, Dian.

Según la determinación de la alta corporación, el escrito de acusación formulado por la Fiscalía no presenta irregularidad alguna por lo que es válido para continuar el proceso.

Es de recordar que el pasado 12 de abril, la juez Segunda Adjunta Especializada tumbó el escrito de acusación en contra de los once procesados por el millonario desfalco de la Dian a través del cobro de IVA de falsas exportaciones.

La administradora de justicia señaló, en ese entonces, que el escrito fue mal presentado, en el cual se hallaban irregularidades y contradicciones.

Por su parte, el 30 de noviembre del 2011, la misma Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá rechazó el escrito de acusación de presentado inicialmente en contra de los ex funcionarios que eran investigados por determinar que no tenía fundamentos suficientes en su elaboración.

Según los abogados de la bancada de la defensa, la acusación de la Fiscalía no se relacionan con los hechos.

La Fiscalía en su momento les imputó a los investigados cargos por los delitos de captación ficticia, concierto para delinquir, peculado por apropiación, cohecho, enriquecimiento ilícito y falsedad en documento público.

Lo anterior dejaría sin piso las pretensiones de la defensa de los acusados para argumentar vencimiento de términos dentro del proceso.

Las pérdidas
El desfalco a la Dian fue revelado a mediados del año pasado por el presidente Juan Manuel Santos, quien dijo que los dineros habrían sido saqueados de la entidad entre 2004 y 2009.

'Este es apenas un brazo de un gran pulpo de corrupción', dijo el mandatario en su momento al referirse al caso.

Dentro de los métodos que sirvieron como modalidad del robo se encontraron el uso ilegal de firmas digitales, el soborno a contribuyentes legales, el robo de datos tributarios de empresas inactivas y finalmente, entre los más conocidas y controversiales, la creación de empresas de papel, a través de la cual cientos de empresas ficticias cobraban falsas devoluciones del IVA por la exportación de productos como la chatarra y el cuero.

Incluso, las autoridades investigan si los nombres que hacen alusión a las juntas directivas de las compañías que son objeto de investigación son reales o si, por el contrario, también son ficticias.

La Contraloría General de la República sostuvo en días pasados que, tras un análisis realizado durante 33 meses, las pérdidas en la devolución del IVA, en la revisión de tan sólo dos expedientes, ascendían a los $13.342 millones.

De acuerdo con el director de la entidad, Juan Ricardo Ortega, las pérdidas por este desfalco podrían superar los $700 mil millones desde el 2004.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.