Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Jueves, 19 de diciembre de 2013

El periodista Andrés Hoyos niega que su organización, ‘No Más Asbesto’, sea parte de una estrategia financiada por la empresa Skinko Colombit en su iniciativa para que la fibra no sea usada en la industria nacional. Así refuta lo dicho por el presidente de la Asociación Colombiana de Fibras (Ascolfibras), Jorge Hernán Estrada, en la entrevista publicada ayer por LR.

Ascolfibras menciona un vínculo entre su grupo y Skinko, por correos de la empresa. ¿Lo hay?
Celebramos que diferentes empresas como oficinas de abogados, ingenieros civiles, médicos prestigiosos, líderes de opinión, medios de comunicación y organizaciones internacionales como BanAsbestos y su secretaria general, Laurie Kazan-Allen, utilicen nuestra información y acompañen nuestra campaña a favor de la vida, la salud pública, el medio ambiente y en general las víctimas que sufren los vestigios y pérdidas de seres queridos por la penosa enfermedad que produce este mineral mortal.

Ascolfibras señala que Skinko promueve el debate para sustituir el asbesto por el Polivinil de Acohol que utiliza, y que ‘No Más Asbesto’ hace parte del plan.
Agradezco al señor Estrada por mantenernos en ese protagonismo, sin duda, sus palabras son muy alentadoras para seguir trabajando a favor de las víctimas. Es muy triste que el Gobierno Nacional no se haya pronunciado a favor de los más de 320 afectados que tenemos en Colombia anualmente, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que más de 125 millones de personas están expuestas a este mineral en el mundo y de estas mueren cerca de 110.000 personas anualmente. A pesar de la prohibición de esta fibra en más de 56 países industrializados del mundo y del convenio 162 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que indica que mientras existan sustitutos en el mercado para esta fibra, está deberá ser prohibida por considerarse altamente peligrosa para la salud pública, y lo más grave, que las misma empresas que hoy defienden el asbesto, exportan a otros países (en donde está prohibido) sin esta fibra.

¿Usted como exfuncionario de la SIC tiene algún interés particular contra el asbesto?
Mi interés personal y profesional a lo largo de mi trayectoria como empleado independiente, funcionario público y profesional, siempre ha estado enmarcado por la defensa de las personas desde lo vivencial. Más allá de nuestra Constitución cambiante, nuestra precaria justicia y nuestros gobernantes, siempre he tratado de ser un puente entre las causas de los menos favorecidos en contraste con la triste realidad de un país indolente, frente a las coyunturas que no generan tanta exposición o rating. Agradezco al señor Estrada su permanente seguimiento a mi trayectoria y lo invito a que se sensibilice con las víctimas.