Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Sergio Michelsen Jaramillo - smichelsen@bu.com.co viernes, 2 de octubre de 2020

Durante los últimos años, la recopilación, almacenamiento, transferencia y análisis de grandes volúmenes de datos ha sido un fenómeno en constante crecimiento. Si bien el término Big Data no es nuevo, solo recientemente se han visto acciones concretas por parte de diversos gobiernos para abordar este fenómeno. Aunque Colombia ha avanzado en este sentido, aún queda mucho por hacer.

¿Qué es Big Data?
Big Data se refiere a operaciones donde, a través del uso de tecnología, un gran volumen y variedad de datos son recogidos, almacenados, transferidos y analizados a alta velocidad y escala. Todos contribuimos a la generación de Big Data -algunas veces inconscientemente- cuando participamos en la economía digital, bien sea comprando un producto, utilizando una red social o, incluso, navegando en internet.

¿Qué oportunidades representa?
El uso de Big Data permite a las empresas conocer a profundidad a sus clientes, sus necesidades, tendencias y comportamientos para así desarrollar productos y servicios innovadores, hacer predicciones más acertadas, y fortalecer su relación con stakeholders.

¿Qué retos representa?
Operaciones de Big Data sin las medidas apropiadas representan riesgos bajo las normas sobre datos personales y penales, ente otros. En concreto, un asunto crucial es la trazabilidad de la autorización de los titulares de datos personales. Un reto adicional se presenta en relación con las técnicas de extracción de datos. Técnicas como web scraping deben ser analizadas desde un punto de vista jurídico de seguridad de la información, teniendo en cuenta la naturaleza de los datos accedidos y las bases de datos donde se encuentran. Esta técnica ha creado gran controversia por sus implicaciones sociales, políticas, económicas y de seguridad.

Para hacer frente a estos retos, se requiere también el rol activo de los gobiernos y los titulares de datos. Los gobiernos deben crear un marco jurídico claro, coherente y sensible a las necesidades de los negocios, de manera que estas tecnologías puedan ser implementadas con certeza jurídica. Los titulares de datos pueden implementar medidas para proteger su información, como limitar el número de datos que publican en el entorno digital, implementar contraseñas seguras, leer los términos y condiciones de las páginas web, y privilegiar el uso de redes de wifi privadas.

¿Cómo está Colombia al respecto?
En cuanto a protección de datos, el marco jurídico actual parece ser insuficiente para hacer frente a las complejidades del Big Data. Por otra parte, la Ley 1712 de 2014, que regula el derecho de acceso a información pública, brinda algunas luces sobre cómo pueden las empresas realizar operaciones de Big Data sobre información de carácter público. No obstante, como lo reconoció el gobierno en el documento CONPES 3920 de 2018, que contiene la política nacional de explotación de datos (Big Data), el país debe emprender esfuerzos adicionales para garantizar la generación de nuevos bienes, productos y procesos basados en datos.

En definitiva, el panorama normativo actual en Colombia es insuficiente para brindar certeza y seguridad jurídica a quienes realicen operaciones de Big Data, por lo cual es fundamental buscar acompañamiento en estos procesos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.