María Alejandra Mendoza Coordinadora de Comités Cavelier Abogados

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Alejandra Mendoza - mariamendoza@cavelier.com jueves, 10 de junio de 2021

Los emprendimientos requieren una marca para diferenciar, posicionar y atraer compradores de productos y servicios; efectivamente, la marca es un factor fundamental, y de igual importancia es registrarla y protegerla para asegurar la perdurabilidad y desarrollo del emprendimiento. La recesión económica, como efecto de la pandemia, es causa del auge de los emprendimientos en el país. A continuación, encontrará algunos consejos prácticos y útiles para los nuevos emprendedores.

¿Cuál es el primer paso?

Elegir una marca y un lema comercial es imprescindible antes de tramitar su registro; por ello, debe escoger una marca relacionada con el producto o servicio que oferta. Para tal fin, lo ideal es que evite usar prefijos que, aunque se relacionen con su negocio, sus competidores puedan utilizar; la idea es que su marca sea de fácil recordación y que distinga sus productos y servicios frente a los de sus competidores. Así mismo, es importante optar por una marca que no tenga similitudes en el mercado. Además, verifique la clase de marca a registrar según la Clasificación Internacional de Niza, la que puede ser consultada en la página web de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (Ompi).

¿Cómo iniciar el trámite?

Para iniciar el trámite ante la Superintendencia de Industria y Comercio, debe diligenciar el formulario, describiendo la marca y su clasificación, pagar la tasa oficial, con un descuento de 25% para las MiPymes.

Una vez surtidos estos pasos, la oficina verificará si el formulario está completo y es idóneo. Finiquitado este periodo, la autoridad continúa el trámite con la publicación en la Gaceta Oficial o con el rechazo de la solicitud por falta de formalidades. Posterior a la publicación, continúa el estudio de fondo, culminando el trámite con la concesión o negación de la marca.

Por lo anterior, es importante tener en cuenta lo siguiente: es indispensable que diligencie el formulario detalladamente para satisfacer los requisitos de registro; no use su marca antes de estar registrada, pues, de hacerlo, corre el riesgo de que sus competidores la usen y no pueda ejercer acciones para su protección.

Conforme aumenta el número de emprendimientos, también aumentan los competidores. Siendo la marca un factor diferenciador, esta debe ser protegida en tiempos de una prolífera oferta; para ello, se recomienda diseñar estrategias de protección durante y posterior al registro de la marca.

¿Cómo diseñar la estrategia?

El diseño de la estrategia se puede abordar desde dos ejes; por un lado, brinde un acompañamiento legal a sus creativos, diseñe un bookbrand que le permita llevar un registro interno de las marcas de su emprendimiento y revise periódicamente la gaceta oficial mediante un abogado. Estas acciones le permitirán oponerse a solicitudes de registro similares a su marca y prevenir incurrir en errores e infracciones por el desconocimiento de 45 marcas ya registradas por otros.

Por otro lado, use la marca y renuévela cada década; el desuso conduce a la pérdida de su titularidad, dándole cabida a que terceros soliciten la cancelación del registro.

Su marca puede ser un activo intangible que agregue valor a su emprendimiento, por eso es importante que la proteja; es un elemento característico de un emprendimiento encaminado a posicionarse en el mercado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.