Camilo Arias Durango, Gerente Comercio Internacional

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Camilo Arias Durango lunes, 28 de junio de 2021

Cuando se expidió el Decreto 390 de 2016, se determinó que los reconocimientos e inscripciones de los Usuarios Aduaneros Permanentes (UAP) y los Usuarios Altamente Exportadores (ALltex), así como sus beneficios, continuarán vigentes hasta el 22 de marzo de 2020, decisión que conforme pasaban los años era firmemente confirmada por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), esto con la finalidad de motivar a las empresas para que antes de la fecha señalada, obtuvieran su autorización como Operador Económico Autorizado (OEA) importador y/o exportador.

Pese a lo anterior, desde el mismo Decreto 390 la Dian dejó abierta la puerta para que con una nueva figura diferente al OEA, se pudiesen otorgar algunos de los principales beneficios de las calidades que desaparecían. En ese momento dicha figura era el Usuario de Confianza, la cual nunca se desarrolló formalmente.

¿Se presentaron masivamente solicitudes de autorización como OEA?

Con el paso de los años, y diferente a lo esperado por la Dian, el sector empresarial no se volcó a obtener la autorización como OEA; por el contrario, esperó a que se pusiera en marcha el Usuario de Confianza o inclusive, se extendiese o no eliminasen las calidades de UAP y Altex, eventos que no sucedían; por lo tanto, y ante la inminente desaparición de las mencionadas calidades, en el año 2019 hubo presentación masiva de solicitudes de autorización como OEA que desbordaban de lejos la capacidad de la Dian para atenderlas en los tiempos establecidos.

Lo anterior llevó a que la Dian en diciembre de 2019, facultada bajo lo establecido en el artículo 693 de la Resolución 46 de 2019, iniciara un proceso para otorgar los beneficios de pago consolidado de los tributos aduaneros y el levante automático de mercancías a las empresas que fueran, de manera unilateral, calificadas con un perfil de riesgo bajo, a la postre denominados Usuarios de Bajo Riesgo.

¿Con el programa se logró que el usuario aduanero con trámite simplificado evolucionará?

Sumado a lo anterior, llegó la pandemia del covid-19, motivando a la Dian a tomar importantes decisiones, como fue extender la vigencia de los UAP y Altex, y comenzar un proceso de actualización, quizá de manera poco organizada, de la figura del Usuario de Bajo Riesgo.

Hoy, encontramos que esta evolucionó al Usuario Aduanero con Trámite Simplificado (UTS), el cual brinda una cantidad importante de beneficios que superan los inicialmente otorgados al Usuario de Riesgo Bajo, situación que llamó la atención de gran parte del sector empresarial que optó por autorizarse como OEA, ya que vieron como compañías que sin hacer un esfuerzo económico y de cumplimento de requisitos tan exigentes como requiere la autorización OEA, recibieron una importante cantidad de beneficios, quizá los más perseguidos con la autorización como OEA.

Hoy, cuando tenemos 162 empresas utilizando los beneficio del UTS, a las que hay que sumar las que siguen utilizando el UAP y Altex, y que solo utilizarán el UTS cuando estas figuras desaparezcan, no podemos precisar el impacto del UTS en el programa OEA, especialmente sobre el importador, tendremos que esperar al mediano y largo plazo para entender y conocer sus efectos; sin embargo, ya podemos contar que uno de ellos es que ante la posibilidad y realidad de ser autorizados como UTS, muchas compañías se plantean no autorizarse o no mantener su autorización como OEA.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.