Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Martha Vanín Jueves, 8 de noviembre de 2018

Al momento de pensar en un nuevo negocio, son muchos los aspectos que se deben abordar. Un proceso de ideación para identificar acertadamente cuál es el producto o servicio que se va a ofrecer, estructurar el cómo del negocio, y hacer todas las verificaciones legales, son solo ejemplos que le pueden ayudar a emprender un negocio exitoso.

Sin embargo, en ese proceso es importante no olvidar la marca que va a identificar sus productos o servicios. Al final, es la que le permitirá posicionarse en el mercado y que sus consumidores lo recuerden.

En términos generales, ¿qué debe hacer al momento de emprender?

El proceso debe partir de una ideación para identificar el producto o servicio que se va a ofrecer. La innovación es clave, pues éstos deben ser distintos y con ventajas frente a sus competidores. Recuerde que el mercado es cambiante y el consumidor espera más tecnología, más eficiencia, mejor calidad, al mejor precio.

El siguiente paso es la estructuración del negocio. Preguntas sobre el cómo y dónde se ofrecerán, cuál es el consumidor objetivo, qué recursos requiere, cuáles son los costos operativos, entre otros, deben ser resueltas desde el principio.

Desde el punto de vista legal, es crucial revisar si los productos o servicios que piensa ofrecer tienen una regulación especial, y requieren de autorizaciones para su comercialización, como es el caso de los alimentos, las bebidas, los productos farmacéuticos, entre otros.

Así mismo, es necesario revisar los contratos laborales, con proveedores, e incluso con potenciales clientes, para efectos de tener claridad sobre las obligaciones que se tienen con terceros, e igualmente, para poder exigir a éstos el cumplimiento de los compromisos que adquieran.

Igualmente, no debe olvidarse de revisar los impuestos que se generarían en el desarrollo del negocio, dado que esto le permitirá calcular los costos asociados al mismo.

¿Y la marca?

La marca que identificará sus productos o servicios, será el activo más importante de su negocio. Es la forma en la que sus clientes lo reconocerán, y que garantizará que no se confundan y compren por error a su competencia.

Una vez usted identifique la marca que desea, antes de empezar a usarla, debe verificarse si ésta se encuentra disponible; sin saberlo, usted podría usar una marca registrada por un tercero, quien tendrá el derecho de pedirle que la deje de usar de inmediato.

Si la marca está disponible, debe solicitarse su registro ante la Superintendencia de Industria y Comercio. Es la única manera de obtener derechos exclusivos sobre la misma, de evitar que un tercero los obtenga antes, y que sea usted quien deba cambiar de marca.

Piense en las complicaciones y gastos en los que tendría que incurrir en tal caso; los cambios en publicidad y en etiquetas; más los riesgos de que sus clientes desconozcan su nueva marca, y por ello opten por comprarle a la competencia, son solo algunos ejemplos.

Así, si piensa en emprender en nuevos negocios, no olvide innovar en sus propuestas, cumplir la regulación que aplique a sus productos y servicios, asesorarse en asuntos contractuales y tributarios, y por supuesto, no lo deje para el final, ¡verifique y proteja su marca!

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.