Daniela Ospina Marulanda-Asociada Del Hierro Abogados

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniela Ospina Marulanda - dospina@delhierroabogados.com martes, 15 de junio de 2021

A lo largo de la historia la humanidad ha ido recapacitando y tomando consciencia de sus acciones en el diario vivir. Tristemente está consciencia no ha surgido innatamente en el hombre frente a sus actividades, el planeta tierra y las diferentes poblaciones han empezado a hablar, a hacerse escuchar y a mostrar de forma devastadora que si no se modifica la manera en que se lleva la vida, no va a quedar mucho tiempo para disfrutar de la misma.
Es así como a partir de este remezón que se ha dado, ha surgido lo que se conoce como Responsabilidad Social Empresaria.

¿Qué es la Responsabilidad Social de las Empresas?

La Responsabilidad Social Empresarial, puede definirse como la manera en que las empresas voluntariamente a lo largo del desarrollo de su actividad económica contribuyen de alguna manera a mejorar la sociedad y a no generar un alto impacto con su actividad en el medio ambiente. Es así como esta, lleva a las empresas a ir más allá de su deber, del cumplimiento de la norma y de la creación del desarrollo económico, para realizar acciones que impacten de manera positiva tanto ambiental como socialmente, entendiendo que entre mejor esté la sociedad mejor le va a ir a la empresa.

Esta estrategia que ha sido acogida por varias empresas hoy en día, busca como ideal que tanto el valor social como el valor económico aumente a lo largo del ejercicio del objeto social de la empresa, creando valor compartido a lo largo de toda su cadena de producción sea cual sea su actividad. Hoy en día, son varias las empresas que se están acogiendo a esta práctica, llevando el ejercicio de su actividad a un lugar superior.

Ahora bien, algunas empresas califican sus acciones como responsabilidad social cuando estas no lo constituyen. Primero que todo se debe tener en cuenta que las acciones que se realizan sean coherentes con lo que hace la empresa. De igual forma, estas actuaciones no deben ser para “lavar” la imagen de la empresa, no deben tomarse acciones que realmente no trascienden para simplemente tratar de mejorar la imagen o el nombre de la sociedad. La Responsabilidad Social Empresarial va más allá de poder disminuir los precios para que personas de niveles económico-bajo puedan tener acceso al producto. Esta tiene como característica tener como base un discernimiento ético que se traduce a la sociedad en general en una estrategia que con su impacto genera valor compartido, el cual termina impactando hasta la calidad de empleados que conforman su compañía.

No hay que desconocer que esta práctica ha sido a lo largo de la historia un concepto dinámico que a partir de los años 50 se desarrolla, iniciando con acciones filantrópicas. Pero es precisamente esa filantropía la cual se desea traer a colación en este momento, en tanto ese es uno de los retos a los cuales se ha enfrentado y se enfrenta hoy en día esta práctica.

¿Dónde se encuentran las principales tensiones y los retos?

La filantropía por la cual muchos inician esta sed de actuar generando valor social, se queda corta y es poco sostenible a través del tiempo. Como reto principal las empresas deben lograr el mayor equilibrio posible entre la inversión que se da al valor social y el valor económico, pues se necesita que estas puedan ver traducidas las acciones que impactan positivamente en su desarrollo económico.

Se necesita como reto, que cada vez más se encuentren incentivos para invertir en acciones donde sus resultados son bastante menos intangibles que los resultados monetarios, donde los reportes de sostenibilidad cada vez cojan más fuerza y sean más valorados. Ahora, necesitamos cambiar consciencias y lograr que la ética empresarial y la coherencia sea en pilar principal del desarrollo el objeto social de cualquier sociedad.

Es importante que todas las empresas vean los beneficios que se desprenden de esta práctica y no se queden atrás, en un mundo en que reinventarse se convirtió en principal reto para llegar más lejos. Hoy en día, el principal reto es ir más allá y hacer que cada día tenga más sentido la actividad que se desarrolla, arriesgándose a innovar y hacer las cosas de una manera en que cada empresa pase por este mundo de una manera tan impactante que a nadie le quede duda de que efectivamente pasó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.