Camilo Trujillo Millán, Socio de CMC Abogados

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Camilo Trujillo Millán - ctrujillo@cmclex.com jueves, 11 de junio de 2020

Reinventarse es la palabra de moda en esta cuarentena. Hemos aprendido a trabajar desde cualquier lugar, solo se necesita un computador, buen internet y una silla cómoda.

¿También reinventamos la forma de trabajar?

Reinventamos la forma en la que trabajamos y aunque la presencialidad siga siendo mejor en muchos casos ya que facilita la comunicación y crea relaciones más estrechas entre el equipo, el trabajo desde la casa está marcando la parada y en muchos casos, llegó para quedarse.

Muchos se preguntarán: ¿el teletrabajo es una modalidad viable de trabajo?

Lo es, y está regulado en Ley 1221 del 2008 y el Decreto 884 del 2012, además hay pruebas que respaldan sus beneficios. No todo puede ser remoto para siempre, pero se ha evidenciado como puede traer efectos muy positivos para empleadores y trabajadores; para el empleador presenta beneficios sobre todo económicos, y para el trabajador puede ser positivo ya que se ahorra tiempo y dinero en el desplazamiento desde y hasta la oficina y puede mejorar la productividad y los niveles de estrés.

En un estudio realizado por PGi, un líder de servicios de software, se descubrió que 82% de los trabajadores en modalidad remota reportaron que tenían más bajos sus niveles de estrés y se evidenció una disminución de 69% en el absentismo laboral.

El Ministerio de TIC en convenio con el Ministerio de Trabajo y el Departamento Administrativo de la Función Pública, tiene a disposición de las empresas y los trabajadores una herramienta denominada Calculapp, la cual se encuentra en la página web www.teletrabajo.gov.co, mediante la cual se puede hacer un cálculo aproximado del ahorro para el empleador en servicios de energía, agua, arriendo y mobiliario, donde se observa que el ahorro para la empresa es muy alto, por otro lado, también hace un cálculo aproximado de los gastos en los que incurre el trabajador, estos son: la huella de carbono, la huella energética, la huella de calidad de vida, y por último, el dinero que se emplea en un año en transporte.

No se tienen en cuenta otros factores, pero los mencionados son de peso para que se elija esta modalidad de trabajo. Además de los beneficios mencionados, se ha demostrado como los teletrabajadores, aumentan su productividad y eficiencia, la revista Forbes ha sacado estudios en los que se evidencia que 65% de los trabajadores con jornada completa opinan que son más productivos trabajando desde la casa.

Es claro que debe existir una relación de confianza entre el empleador y el trabajador, ya que el control del empleador puede ser más complejo, sobre todo, el control sobre las jornadas laborales, ya que el trabajo depende más del cumplimiento de objetivos que de cumplir un horario, de todas formas esto puede ser un arma de doble filo, porque el horario en el que el trabajador descansa, puede pasar a un segundo plano y se pueden presentar casos en los que el teléfono no pare de sonar independientemente del día o de la hora.

Es un tema de cultura organizacional y es probable que muchas empresas temieran implementar esta modalidad antes del covid-19, pero ya que estamos en modo reinventarse, y en la mayoría de los casos esta modalidad ha funcionado bien, seguramente el trabajo en casa va a ser la nueva modalidad de trabajo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.