Foto por: Grupo Bimbo

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luz Karime Grajales Cardona - lgrajales@larepublica.com.co miércoles, 30 de octubre de 2019

PepsiCo Inc argumentó que el signo Doritos Queso Fuego contiene suficientes elementos adicionales para lograr diferenciarse

Doritos Queso Fuego no pudo registrarse en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por la oposición que realizó Grupo Bimbo que defendía su marca previa Fuego.

En un primer momento, se solicitó el registro para identificar pasabocas que consisten principalmente en papas, incluyendo chips de papas, pasabocas de cerdo, pasabocas de carne, comidas de refrigerio incluyendo papas fritas de maíz, de tortilla, productos como galletas, entre otros.

Sin embargo, Grupo Bimbo se opuso a la solicitud porque consideró que reproduce la expresión Fuego, previamente registrada por la compañía. Además, la empresa aseguró que los elementos adicionales del signo solicitante no tienen la suficiente fuerza distintiva.

Adicionalmente, la representante de la marca Fuego añadió que si se concedía la solicitud se generaría un alto riesgo de confusión entre las marcas enfrentadas porque el consumidor podría pensar que se trata de un nuevo producto de Bimbo.

De acuerdo con lo anterior, la marca opositora añadió que existía una semejanza fonética y gráfica de su marca registrada en el signo Doritos Queso Fuego teniendo en cuenta que la adición de los otros elementos denominativos no impiden que los signos sean confundibles en el mercado.

LOS CONTRASTES

  • José JerezSocio de Cáez Muñoz Abogados

    “La similitud ortográfica, fonética y conceptual entre las dos marcas, aunado a la conexión competitiva que aumenta el riesgo de confusión en el consumidor final da como acertada la oposición de Bimbo”

De igual manera, la compañía resaltó las similitudes presentes entre los signos gráficos debido a que las marcas figurativas evocarían en la mente del consumidor la misma idea. Además, los productos que se pretenden identificar pertenecen a la misma categoría que representa la marca Fuego, por lo cual, conceder el registro no sería viable.

Por lo tanto, la Superintendencia decidió negar el registro y señaló que “los signos distintivos no identifican clases, sino productos o servicios y que, en una misma clase se pueden encontrar productos que están allí principalmente por criterios de abstracta finalidad”. Lo anterior, para dar a entender que hay otros factores que pueden propiciar la confusión o que se puede asociar el origen empresarial, más allá de las clases.

El organismo también definió que los signos no pueden coexistir en el mercado sin generar confusión en el consumidor. “Los signos enfrentados son ortográfica y fonéticamente similares por la reproducción del elemento Fuego, el consumidor podría errar al considerar que se trata de un mismo empresario”.

La SIC también se refirió a los canales de distribución de los productos que comercializan Doritos Queso Fuego y la marca Fuego. El organismo consideró que “dado el tipo de establecimientos en los que se pone a disposición los productos alimenticios en cuestión, así como la forma en la que los mismos se ponen al alcance del consumidor, es claro que existe una relación entre los mismos puesto que en ambos casos es posible acceder a uno u otro a través de los mismos canales”.

Finalmente, la Superindustria decidió proteger el registro previo de la marca Fuego de Bimbo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.