Especias El Rey

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria martes, 1 de junio de 2021

Pese a que Especias El Rey alegó similitudes con la palabra 'marinero' la solicitante dijo que las expresiones 'caldo' y 'atún' son distintivas

José Iván Urrea Aristizábal se presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio para solicitar el registro de la marca Atún Marinero (mixta) para identificar productos comprendidos en la categoría 29 de la Clasificación Internacional de Niza, que denota atunes enlatados, alimentos a base de pescado y sus derivados.

Tras la solicitud, la Fábrica de Especias y Productos El Rey presentó un recurso de oposición, acogiéndose al artículo 136, literal a) de la Decisión 486 de 2000, luego de evidenciar fuertes similitudes con su marca previamente registrada Caldo Marinero.

La compañía colombiana aseguró que el registro podría causar un riesgo de confusión en los consumidores, pues no podrían diferenciar el origen empresarial de los productos en conflicto. Además, destacaron que la expresión “atún” es de uso común.

“Teniendo en cuenta que ambos signos hacen referencia a la expresión ‘marinero’, es innegable que en ambos casos se trata de una clara y evidente alusión a productos derivados del pescado, por la que el signo solicitado no puede coexistir en el mercado sin generar riesgos”, comentó El Rey en su recurso.

Dentro de los términos concedidos, José Iván Urrea Aristizábal dio respuesta al escrito, asegurando que los vocablos “caldo” y “atún” cuentan con una disposición novedosa, original y diferenciable.

LOS CONTRASTES

  • Eduardo Cabrera GordilloSocio de Sergio Cabrera Abogados

    “El cotejo de los signos es ajustado a los criterios del Tribunal Andino, encontrándose similitudes suficientes para negar la solicitud de la marca. El análisis visual, fonético e ideológico presenta alto riesgo de confundibilidad.”

“Se debe tener en cuenta que el elemento sobre el cual el opositor circunscribe su acción, es a todas luces débil por su naturaleza evocativa, de uso común y descriptiva. Adicionalmente, los productos identificados por el solicitante no tienen relación de intercambiabilidad con el signo registrado”, comentó Urrea en su respuesta.

Posterior a los argumentos expuestos, la SIC procedió a realizar un análisis comparativo, en el que determinó que existen similitudes notorias entre los signos en conflicto, en aspectos visuales, ortográficos, fonéticos e ideológicos.

“Ambas marcas buscan evocar en la mente del consumidor la misma idea de productos asociados al mar y el elemento primario para fijar coincidencias, es el significado de ambos signos”, comentó el despacho de la SIC.

Por esta razón, la Superindustria negó la oposición interpuesta por El Rey, pero también declinó dar el registro de la marca Atún Marinero para identificar productos de la clase 29.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.