Condimentos El Rey

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria viernes, 16 de julio de 2021

Pese a que El Rey argumentó una imitación del personaje en su logo, la solicitante alegó diferencias en colores, tipografía y trazos

Ante la Superintendencia de Industria y Comercio se presentó la compañía Comercializadora Global Milenium S.A.S solicitando el registro de la marca Montecarlo Granos y Cereales (mixta) que buscaba identificar productos comprendidos en la categoría 30 de la Clasificación Internacional de Niza, que denota arroz entero, harina de arroz, cereales y sus derivados.

Tras la solicitud, la Fábrica de Especias y Productos El Rey S.A, presentó oposición al escrito, acogiéndose a los literales a) y h) del artículo 136 de la Decisión 486 de 2000.

La empresa de condimentos aseguró que se podría presentar un riesgo de confusión al conceder el registro de la solicitante, puesto que los consumidores no podrían identificar el origen empresarial del producto y podrían atribuir su creación a la empresa opositora.

“Se trata de un signo mixto que incluye la denominación de la expresión Montecarlo Granos y Cereales cuya figura principal es la imagen de un rey que posee corona, tiene barba y bigote y una capa de cuello, elementos que causan un impacto principal de apreciación en su conjunto”, comentó la sociedad opositora.

La compañía además agregó que el hecho de incluir aspectos nominativos y palabras adicionales dentro del conjunto marcario, no genera distintividad pues estos son aspectos secundarios.

Tras los argumentos expuestos, la Comercializadora Global Milenium S.A.S refutó el recurso presentado y aseguró que la sociedad opositora omitió en su análisis, varias características gráficas que permiten distintividad, como el color dorado, a diferencia del rojo y amarillo en la marca El Rey y la tipografía especial en cada uno de los conjuntos.

LOS CONTRASTES

  • José JerezAbogado en Cáez Muñoz Mejía Abogados

    “Es importante resaltar cómo, de manera acertada, la Superindustria evita la pérdida de la fuerza distintiva de las marcas notorias en razón a la fuerte semejanza y poca diferencia que presentan los signos”.

“Aún cuando las marcas confrontadas contienen en sus elementos gráficos un rey, estos son completamente diferentes en su forma, diseño, posición y contexto, por lo que no existe riesgo de confusión alguno”, agregó la solicitante.

Luego de los elementos presentados, la SIC determinó que los signos analizados son similarmente confundibles, pues ambos reproducen la imagen de un rey y las diferencias en sus trazos y elementos nominativos son secundarias.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.