Alfa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co lunes, 13 de julio de 2020

La marca solicitada buscaba identificar el servicio de lavado de autos pero era confundible con el de la oposición

Construir o remodelar su inmueble puede ser un proceso emocionante y diferentes compañías se dedican a la comercialización de todos los materiales y productos relacionados. Una marca reconocida a nivel nacional es Alfa de Alfagres que, en este caso, impidió el registro de un signo en la Superindustria.

Primero, Juan Carlos Jiménez Patiño solicitó el registro de la marca Alfa para identificar la limpieza y lavado de vehículos de motor y sus partes, la restauración de pintura, pulido y reacondicionamiento entre otros servicios de la clase 37 de la Clasificación Internacional de Niza.

Sin embargo, al registro presentó oposición Alfagres para defender su marca Alfa y señaló que al identificar productos y servicios relacionados con la construcción, el signo solicitado era confundible.

“Encontramos que en los dos casos se trata de servicios de restauración, limpieza, construcción y remodelación, los cuales se encuentran directamente relacionados”, comentó la opositora, la cual también aclaró que los servicios identificados por ambas marcas pertenecían a la misma clase de Niza.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos UribeAbogado de Triana, Uribe & Michelsen

    “El solicitante tenía todas las de perder. Alfa es, sin duda, una marca reputada en muchísimo tiempo, aunque no le apuntaron tanto a la declaratoria de notoriedad”.

Por su parte, Jiménez le respondió a la oposición para defender su solicitud y señaló que su signo Alfa identificaba servicios destinados a usos diferentes e independientes que no eran intercambiables a pesar de pertenecer a la misma clase.

“¿Se confundiría alguien que quiera lavar su carro con los servicios de Alfagres? Considero que no, sobre todo, cuando Alfa se ha posicionado en el medio como una marca destinada a la construcción de bienes inmuebles y pisos”, añadió Jiménez.

Además, el solicitante señaló que no consideraba que Alfa pudiera excluir a terceros del uso de la expresión porque no había sido reconocida como notoria. “Considero que no es aplicable la excepción al principio de la especialidad”, concluyó en su argumento.

Luego de escuchar los argumentos de las contrapartes, la Superindustria realizó el cotejo de marcas y encontró que ambas eran idénticas en el aspecto ortográfico, lo que podría causar confusión en los consumidores al creer que se trataba de una modernización de la marca de Alfagres.

Por ello, como el signo incurría en una de las causales de irregistrabilidad, la Superindustria declaró fundada la oposición interpuesta por la compañía Alfagres y le negó el registro a la marca Alfa de Jiménez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.