Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co miércoles, 25 de octubre de 2017

Novamed, propietario de Rifamed, se opuso a la inscripción ante el despacho

En la industria médica existen marcas y productos que por los componentes que describen poseen nombres que se asemejan a los de otros medicamentos. Por ello es habitual que en algunas ocasiones exista cierto parecido en los registros marcarios inscritos ante la Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

La Cooperativa Nacional de Droguistas Detallistas (Coopidrogas), una empresa del sector solidario dedicada a trabajar por los intereses del gremio, solicitó al despacho la inscripción en la clase 5 de la Clasificación Internacional de Niza de la marca Rifamin.

En el momento que la entidad publicó la solicitud en la Gaceta de Propiedad Industrial, Novamed S.A., una compañía farmacéutica colombiana fundada en 1969, y propietaria del signo Rifamed se opuso a la inscripción.

La industria opositora sostuvo que Rifamin y Rifamed eran dos signos que se asemejaban y podían confundir a los consumidores por tener en principio la misma cantidad de letras y compartir la expresión Rifa en el principio de ambas palabras.

Por su parte, Coopidrogas se defendió ante el director de signos distintivos, Juan Manuel Serrano, e indicó que entre las dos palabras no se percibía tal parecido, pues a la hora de pronunciar y leer ambas, los compradores encontrarían que entre una y otra las diferencias eran notorias gracias a las terminaciones “min” y “med”.

Con estos argumentos, Serrano procedió a realizar el cotejo marcario entre la marca registrada y el signo solicitado, y definió que la partícula común en cuestión derivaba del principio activo denominado rifamicina correspondiente a un antibiótico.

En la clase 5 de Niza, donde están clasificados los productos farmacéuticos, preparaciones para uso médico; productos higiénicos y sanitarios con fines de salud; alimentos y sustancias dietéticas para uso médico; alimentos para bebés y complementos alimenticios para personas, existen por lo menos otros siete productos médicos que también inician por la partícula Rifa: Rifabac, Rifafour, Rifanil- Nhl, Rifapen, Rifatop, Rifafax y Rifaxigal.

Para la Dirección, entonces, la partícula debía considerarse como un término débil o común, pues su uso se da por varios titulares de marca y no es posible que se concedan o reconozcan derechos de propiedad exclusivos sobre el termino, por lo que declaró infundada la oposición de Novamed y decidió otorgar el signo solicitado a Coopidrogas.

LOS CONTRASTES

  • Catherine ZeaDirectora de Zea Consultoría

    “La decisión de la Dirección de Signos Distintivos es acertada por cuánto las marcas cotejadas solo coinciden en una partícula de uso común, que no le otorga exclusividad alguna al opositor”.

La directora de Zea Consultoría, Catherine Zea, coincidió con la determinación de la SIC y sostuvo que “la decisión es acertada por cuánto las marcas cotejadas sólo coinciden en una partícula de uso común, que no le otorga exclusividad alguna al opositor”.

Con esta decisión, la Dirección de Signos Distintivos aprobó el registro de Rifamin como marca con una vigencia de 10 años.

Antecedentes:
En febrero de este año, la Cooperativa Nacional de Droguistas Detallistas (Coopidrogas) solicitó ante la Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio el registro del signo Rifamin, con el que buscaba identificar un producto en la clase 5 de Niza, en la que figuran diferentes medicamentos. La farmacéutica Novamed se opuso al registro de la marca por su parecido con Rifamed, a pesar de que en el mercado existen otros siete medicamentos empezados por la expresión Rifa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.