Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co martes, 3 de abril de 2018

La inscripción identificará una casa museo y servirá para cuidar su legado

Rodrigo Sandro Guy Obregón, hijo del famoso pintor colombiano, Alejandro Obregón, tuvo que apelar en segunda instancia ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para que reconociera su titularidad sobre la marca mixta que tiene su apellido.

Esta diligencia llama la atención por la insignia del pintor barranquillero Alejandro Obregón, quien era conocido por dibujar barracudas, ángeles, cóndores y toros. Los expertos de la segunda mitad del siglo XX lo reconocen como el artista más reaccionario en Colombia en esa época gracias a la escultura de un gallo con la que pretendía critica a la dictadura militar del General Rojas Pinilla.

El distintivo pretendía ser registrado en la clase 41 de la Clasificación Internacional de Niza para la prestación de servicios de entretenimiento, formación y actividades culturales.

La Dirección de Signos Distintivos negó en primera instancia la solicitud porque consideraba que esto podría vulnerar el prestigio del difunto y porque el solicitante no contaba con la autorización de todos los herederos declarados en la SIC.

Obregón no se conformó y buscó en la Delegatura para la Propiedad Industrial la autorización de su registro argumentando que él y sus hermanos han sido los causa habitantes del legado y la obra del artista durante más de 26 años. También expresó que todos los que tienen derecho a esa gestión serán los cotitulares de la empresa y que por eso no hay motivo para argumentar que se excluye a alguno en la documentación de la empresa pretendida.

La Delegatura repitió el análisis que hizo la Dirección en primera instancia para resolver la apelación según el literal e) del artículo 136 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina. Según esta norma, no se pueden registrar denominaciones que afecten indebidamente la identidad o prestigio de otros salvo que los herederos legítimos acrediten la acción.

Los examinadores encontraron que como la compañía que pretendía llevar el nombre del barranquillero sería una casa-museo y determinaron que no hay una afectación indebida a su reputación. También acreditaron que todos los herederos certificaron la diligencia.

Pedro Arias, abogado asociado a B&R Latina, estuvo de acuerdo con el examen. Dijo que “hizo bien la SIC en tanto este signo fue solicitado por los herederos del pintor Alejandro Obregón, no afectando de ninguna forma el prestigio”.

Por estos motivos, la delegada Mónica Andrea Ramírez, revocó la decisión en primera instancia de la Dirección y le concedió al grupo el registro.
Ángela Amaya, socia de Amaya Propiedad Intelectual, estuvo de acuerdo con que “el titular de la marca Obregón logró obtener su registro ante la SIC ya que demostró en etapa de apelación que gozaba del consentimiento de todos los hermanos Obregón para solicitar su registro, logrando que se revocara la decisión desfavorable tomada en primera instancia”.

El museo está localizado en una casa del siglo XVI ubicada en Cartagena de indias.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.