Reuters

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luz Karime Grajales Cardona - lgrajales@larepublica.com.co martes, 17 de diciembre de 2019

Ambos signos identifican mezclas para buñuelos y natillas, harinas de mezclar y otros productos alimenticios similares

La marca Mazbuena no logró registrarse en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) debido a la oposición presentada por Maizena, que argumentó similitud entre los signos.

Si bien Infood S.A.S. buscó registrar la marca Mazbuena para identificar productos como fécula de maíz, harina de cereales o mezcla para buñuelos y natillas, la compañía Conopco Inc se opuso a la solicitud para defender su signo Maizena.

La empresa oponente aseguró que la expresión de su propiedad es ampliamente usada y reconocida en el mercado colombiano para identificar los mismos productos alimenticios que la solicitante. Además, afirmó que las harinas, féculas de maíz y mezclas para buñuelos y natillas cuentan con una reputación creada y décadas de historia identificadas por la expresión Maizena.

Así mismo, la empresa opositora logró demostrar que el elemento predominante Mazbuena carece de distintividad y propicia un riesgo de confusión en el público debido a que este podría pensar que es el mismo producto Maizena.

LOS CONTRASTES

  • Édgar León Robayo Profesor de la Universidad Sergio Arboleda

    “El signo que impidió el registro comparte elementos comunes en la parte nominativa del solicitante y, a la vez, contiene una parte gráfica que trae a la mente del consumidor la marca previa”.


  • Carlos Amaya Socio de Amaya Propiedad Intelectual

    “Considero que el signo solicitado presenta serias similitudes gramaticales y fonéticas con la marca Maizena, situación que se confirma con el gran parecido del tipo de letra y color”.

Además, la similitud fonética y ortográfica entre los signos enfrentados era para Conopco evidente si se tiene en cuenta el componente de tres sílabas y la identidad de los fonemas iniciales y finales.

En la decisión también se tuvo en cuenta la oposición presentada por Grasas S.A. que buscó demostrar la identidad en los aspectos ortográficos, conceptuales y fonéticos entre la expresión solicitada y su marca previa de mantequilla La Buena.

Grasas aseguró que los signos en comparación son prácticamente idénticos porque la palabra ‘Maz’ no logra ser lo suficientemente distintiva como para que el público no se confunda.

Además, Conopco y Grasas S.A. alegaron conexidad competitiva entre el signo solicitado y las marcas previas. Para estas empresas el consumidor se podría confundir fácilmente con el registro porque la nueva marca identificaría productos muy similares de harinas o productos alimenticios.

Después de estudiar el caso, la Superintendencia resolvió negar el registro por la similitud existente en la estructura silábica y la secuencia vocálica de Maizena y Mazbuena. De acuerdo con la entidad, los signos inician y terminan igual en su secuencia consonántica y ausencia de distintividad.

“La única diferencia entre los signos es la eliminación de la vocal I y la combinación “BU” incluida en la parte intermedia del signo solicitado; siendo estas, a juicio de esta Dirección, un elemento que no garantiza una diferenciación visual, ortográfica y sonora”, resolvió el organismo en su resolución.

Además, en esta determinación se tuvo en cuenta la tonalidad y el color semejante entre Maizena y Mazbuena. La Superindustria no encontró elementos gráficos ni nominativos que le otorguen capacidad de diferenciación al signo solicitado.

“El tipo de productos identificados por los signos en examen son intercambiables entre sí”, explicó la SIC al concluir que el consumidor podría satisfacer una misma necesidad con ambos productos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.