Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia Miércoles, 8 de agosto de 2018

La Superintendencia de Industria y Comercio declaró fundada la oposición interpuesta por Remax

Yamaha Motors Company solicitó el registro de la marca Rmax ante la Superintendencia de Industria y Comercio para distinguir los productos comprendidos en la clase 12 Internacional, correspondientes a motocicletas.
Frente a la solicitud, Remax S.A.S. presentó oposición con fundamento en la identidad que existente con la marca Remax, puesto que por su similitud, bajo coexistencia, generaría algún riesgo de confusión.

En respuesta a la oposición, Yamaha Motors argumentó que los signos enfrentados poseen en común la partícula ‘Max’, la cual es de uso común. Además la compañía ha presentado demandas de cancelación por no uso ante esa entidad.

LOS CONTRASTES

  • Édgar Iván León RobayoProfesor principal de jurisprudencia Universidad del Rosario

    “La diferencia entre el signo solicitado y el previamente inscrito solamente se encuentra en una letra, que desde el punto de vista fonético ni siquiera se escucha. La decisión resulta un acierto”.

Al caso en materia, el profesor de jurispudencia de la Universidad del Rosario, Édgar Iván León Robayo, dijo que “la diferencia entre el signo solicitado y el previamente inscrito solamente se encuentra en una letra, que desde el punto de vista fonético ni siquiera se escucha, pues es la letra ‘E’ después de la ‘ere’. Este tipo de situaciones puede generar confusión en el consumidor, razón por la que la decisión resulta un acierto”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.