Ranchera

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria sábado, 13 de febrero de 2021

Aunque Zenú se opuso, la dirección declaró infundado el requerimiento y negó el registro por similitudes con las marcas de oficio.

A la Superintendencia de Industria y Comercio se presentó la compañía Carnes Casablanca S.A. solicitando el registro de su marca Parrillera Carnelly (mixta) para distinguir productos comprendidos en la clase 29 de la Clasificación Internacional de Niza.

Frente a esta solicitud, la multinacional Industria de Alimentos Zenú S.A.S. presentó un requerimiento en oposición al registro, acogiéndose a los literales a) y h) del artículo 136 y artículo 137 de la Decisión 486 de 2000.

La empresa argumentó que el registro previo de su marca conforma a una familia de productos con el elemento denominativo Ranchera, siempre en colores rojizos, naranjas y delineada de negro, adicional a ello, aseguran que estos signos deben ser objeto de protección alta, debido al prestigio y reconocimiento que tiene en los consumidores.

Agregaron que el elemento gráfico del signo solicitado es muy similar al de la marca previamente registrada pues tiene colores idénticos y al identificarse con la clase 29, que hace referencia a salchichas de parrilla, existiría un riesgo de asociación pues el consumidor podría pensar que existe una relación jurídica o económica entre ambas compañías.

La empresa Carnes Casablanca S.A. refutó la oposición afirmando que la combinación de los colores usados, son de uso común de las marcas de productos cárnicos. Además, agregó que Carnes Casablanca es titular de la marca registrada Carnelly Da Sabor Bacon Parrillera, que se encuentra vigente hasta 2027 con elementos distintivos iguales a la marca solicitada.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos Uribe RestrepoAbogado Triana Uribe

    "Leída la resolución es claro que la SIC tomó una buena decisión no solo porque los argumentos de Zenú carecen de cualquier seriedad jurídica y de sentido común sino también porque las marcas encontradas de oficio son una base válida para haber negado este registro".

La SIC aseguró que, aunque hay diferencias sustanciales, entre Ranchera y Parrillera, sí existen similitudes con un sinnúmero de marcas de otras compañías en el término nominal. Por estos hechos, aunque decidió negar la oposición interpuesta por Zenú, no dio luz verde al registro de la marca Parrillera Carnelly.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.