Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co domingo, 13 de septiembre de 2015

La inseguridad, la falta de fluidez en la movilidad y de trabajo son los factores comunes, y entonces cualquier extraño sin mayor información diría se trata de la misma ciudad.

Acertadamente, Lina Martínez, Directora del Observatorio de Políticas Públicas de Icesi (Polis), aseguró que las soluciones a esos grandes problemas ya están inventadas y simplemente hay que aplicarlas según corresponda.

En Cali, por ejemplo, los candidatos señalaban que es vox populi que en algunas zonas de la ciudad existe el tráfico. Lo sabe la población, los gobernantes, políticos y autoridades de la fuerza pública y no hay cambios significativos. Hablan de una tolerancia al delito.

Medellín, siendo una ciudad con mayores recursos, tiene diagnosticado el problema y es que hay un acuerdo de grupos delincuenciales en la repartición de la ciudad. De nuevo, el problema está identificado, pero poco se hace al respecto.

Esto para decir que, más allá de un acuerdo de egos o creerse intelectual, cuando se habla de transparencia, el problema es real.

Para Martínez, la corrupción ha socavado las instituciones y la falta de información veraz y de articulación entre las instituciones agrava la situación. “Los pocos programas que se implementan se realizan de manera improvizada y sin bases estadísticas para cubrir a la población”.

Esto, concluye, es un problema pues la ejecución no coincide con las políticas públicas con bases sólidas y que brinden soluciones reales a los problemas de la ciudadanía. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.