Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Katherine Benítez Piñeros - abenitez@larepublica.com.co lunes, 11 de septiembre de 2017

Ninguna persona natural o jurídica podrá comprar más de cuatro boletas.

El superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, contó que se someterá a vigilancia especial la venta y entrega de boletería para el partido Colombia-Paraguay que se llevará a cabo el próximo 5 de octubre.

Como consecuencia de esta vigilancia, Robledo explicó que la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y/o el operador que designe, debe disponer como mínimo 30.173 boletas para la venta en público en general, en una o varias sesiones de venta que deberán hacerse única y exclusivamente a través de la página web.

Así mismo, Robledo afirmó que "ninguna persona natural o jurídica podrá comprar más de cuatro boletas". En el caso de las ventas corporativas, deberán contar con la autorización de la SIC.

Igualmente, la FCF o el operador que designe tendrá que designar "una empresa de Auditoría Externa de amplia trayectoria y reputación que haga la correspondiente supervisión" al igual que disponer la tecnología necesaria para que el Laboratorio Forense de la SIC pueda revisar en tiempo real la venta de las boletas. Dicha empresa deberá ser autorizada también por la SIC.

Cinco días después del partido, deberán presentar un informe final de la operación de venta del partido, el cual deberá estar avalado por el auditor externo designado.

“Con estas decisiones pretendemos generar un ambiente en el que la inmensa mayoría hayan comprado con el precio de taquilla y no de reventa”, destacó Robledo.

Así mismo, Robledo contó que la Superintendencia ha encontrado que en los ocho partidos hubo un desvío masivo, deliberado e intencional de decenas de miles de boletas. Las pruebas serán reveladas cuando termine la etapa de investigación.

Es importante recordar que la Superintendencia de Industria y Comercio decidió formular pliego de cargos contra la empresa y contra sus dos representantes legales, al encontrar que el 8 de agosto de 2017 no se vendió ni una sola entrada al público, lo que enreda a la compañía a tal punto que pone en entredicho su operación comercial en el futuro.

El superintendente Pablo Felipe Robledo señaló que se encontró, con base en las evidencias digitales, que ese día “no se puso en venta, ni se vendió una sola boleta para el partido de fútbol mencionado en la página www.ticketshop.com.co”.

Por tal razón, el funcionario ordenó que la firma no “puede seguir ejecutando esa actividad, para ningún espectáculo, pues es la forma idónea de proteger a los consumidores de actuaciones altamente lesivas de sus derechos”, por lo que está sobre la mesa el cierre de sus locales.

El gerente general de la comercializadora, César Carreño, había dicho previamente que todo se dio por cuenta de un error humano.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.