Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gabriel Osvaldo Albarracín lunes, 20 de octubre de 2014

El Centro comenzó a funcionar en octubre de 2012 con conciliaciones y el concurso de amigables componedores, y este año empezó a operar el arbitraje. A la fecha ha conciliado más de $15.000 millones.

El propósito fundamental del Centro de Arbitraje, Conciliación y Amigable Composición es servir como sede idónea y especializada para la solución de conflictos que surjan en desarrollo de la actividad del transporte e infraestructura terrestre, aérea, férrea, marítima, fluvial y portuaria mediante la implementación, promoción y desarrollo de los mecanismos alternativos de solución de conflictos.

Además, la Superintendencia de Puertos y Transporte realizó dos alianzas, una con la Universidad de Medellín y otra con la Universidad Sergio Arboleda para ampliar la cobertura al eje cafetero y a la región Caribe, respectivamente, haciendo uso de los Centros de Conciliación y Arbitraje con los que cuentan estas dos Universidades.

¿Por qué tener un Centro de Arbitraje, Conciliación y Amigable Composición especializado para el sector transporte?
La Superintendencia, en vista de la importancia y contribución del sector de la infraestructura y transporte al desarrollo económico y social del país, el que por la gran cantidad de actores que participan genera conflictos de toda índole, vio la necesidad de contar con un Centro que de manera especializada y técnica pueda recibir y plantear soluciones a estos conflictos.

En Colombia, aproximadamente el 90% de las concesiones de infraestructura de transporte recurren a un Tribunal de Arbitramento, por ello la importancia que puedan hacerlo en el país y con árbitros especializados en el sector transporte.

Este tipo de mecanismos alternativos de solución de conflictos son más eficientes que el proceso judicial porque generan descongestión y agilizan la solución de las diferencias que se suscitan.

Las conciliaciones son gratuitas y las desarrollan profesionales especializados en el transporte y la infraestructura y el arbitramento, lo realizan árbitros propios del sector.

¿Qué se entiende por conciliación, arbitraje y amigable composición?
La conciliación es un mecanismo alternativo de resolución de conflictos, mediante el cual las personas que tienen un conflicto, de manera voluntaria y libre y con la intermediación de un tercero imparcial y neutral, buscan obtener un acuerdo que ponga fin a esa situación.

El arbitraje es un mecanismo por medio del cual las partes involucradas en un conflicto de carácter transigible, defieren su solución a un tribunal arbitral, el cual queda transitoriamente investido de la facultad de administrar justicia, profiriendo una decisión denominada laudo arbitral.

El arbitraje es un procedimiento que se presenta ante los Centros de Arbitraje, facultados por la ley para instalar y coadyuvar a los tribunales de arbitramento que se encargan de decidir los conflictos entre las partes, mediante fallos dictados por particulares investidos transitoriamente de la función de administrar justicia, denominados árbitros, conforme lo establecido en la cláusula compromisoria o en el pacto arbitral.

La amigable composición es un mecanismo de solución de conflictos a través del cual un tercero imparcial (amigable componedor) toma la decisión sobre un conflicto en virtud de un mandato que le ha sido otorgado por las personas involucradas.

Es otras palabras, es un mecanismo de resolución de conflictos por medio del cual un tercero neutral, denominado amigable componedor, toma la decisión sobre un conflicto en virtud de un mandato que le ha sido otorgado por las personas envueltas en una diferencia.

¿En dónde funciona?
El Centro de Arbitraje, Conciliación y Amigable Composición funciona en Bogotá en la Carrera 37 No 28B – 21 de Bogotá y el de la región Caribe en la Carrera 29D No 30 – 207 en Santa Marta.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.