Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Santiago Lombana Miércoles, 3 de febrero de 2016

¿Qué son los datos personales?

Según la ley 1581 de 2012 mediante la cual se establecen lineamientos generales para la protección de datos personales en Colombia, es toda aquella información vinculada o que pueda asociarse a una persona y que permite su identificación.

¿Qué tipo de datos existen?

Existen cuatro tipo de datos que por sus características suponen un protección diferente a saber:

1.    Dato público: Es el dato que la ley o Constitución política determina como tal y que por su naturaleza no son privados, como por ejemplo el documento de identidad, lugar de nacimiento, edad, estado civil, etc.

2. Dato semiprivado: Son aquellos que no tienen naturaleza íntima, reservada ni publica y cuyo conocimiento o divulgación puede interesas solo a cierto sector o grupo de personas, como por ejemplo los datos crediticios o bancarios.

3. Dato Privado: Es el dato que por su naturaleza intima o reservada sólo es relevante para el titular de la información.

4. Dato sensible: Son aquellos datos que afectan la intimidad del titular o cuyo uso indebido puede generar su discriminación, por ejemplo su historia clínica, preferencias sexuales o políticas, entre otros.

¿Cómo suelen recogerse los datos personales?

Los datos personales son recogidos por personas naturales o jurídicas al momento en el que se realizan operaciones de flujo e intercambio de información, lo que permite a todas las personas ser individualizadas frente al resto de la sociedad, es por ello que al momento de ejercer una operación al adquirir un bien o un servicio genralmente se requiere entregar información personal como por ejemplo número de identificación, teléfono, dirección correo electrónico, entre otros.

¿Debe el titular de la información otorgar una autorización para el uso de los mismos?

Al momento de entregar una serie de información a otra persona, esta pasa a conformar una base de datos perteneciente a quien recibe la información, sin embargo para que esta sea utilizada debe mediar la autorización del titular de la misma, lo cual no es otra cosa que un consentimiento previo, expreso e informado para que se el tratamiento de los datos y debe ser obtenida por cualquier medio que pueda ser objeto de consulta posterior.

¿Cuándo no es necesaria la autorización del titular?

La autorización del titular de los datos no será necesaria cuando se trate de:

1. Información requerida por una entidad pública o administrativa en ejercicio de sus funciones legales o por orden judicial.

2. Datos públicos.

3. Casos de urgencia médica o sanitaria.

4. Tratamiento de información autorizado por la ley para fines históricos, estadísticos o científicos.

5. Datos relacionados con el registro civil de las personas

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.