Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co lunes, 27 de abril de 2020

Uno de esos tantos proyectos es Jurídica, la plataforma que atiende consultas de casos de violencia intrafamiliar en tiempos del Covid

A partir de una iniciativa de Legal Hackers, un movimiento global compuesto por abogados, tecnófilos y académicos de todas las áreas, se reveló que en el país existen 100 proyectos digitales enmarcados en el área del derecho. Estos cumplen diferentes funciones como investigación jurídica, automatización de documentos y procesos, y formación, entre otros. Todos y cada uno de ellos desde hace algunos años buscan promover un cambio en el panorama legal.

El legaltech, como se le conoce a este tipo de proyectos, es una palabra anglosajona que compete a la fusión de legal y tecnología. Es toda una disruptiva de proyectos que no solo se enmarcan en el uso que le pueda dar un abogado, sino también lo que pueda hacer una persona del común, ya que muchos permiten el acceso a consultas jurídicas de forma inmediata y sin tener la obligación de acudir a los servicios tradicionales.

Uno de esos tantos proyectos es el del cofundador de Jurídica, Francisco Londoño, quien hace poco fue seleccionado por Innpulsa para ser una de las plataformas que atiendan las consultas de casos de violencia intrafamiliar en el país durante la cuarentena obligatoria.

Para Londoño, algunas de las características de un legaltech es que la oferta de estos servicios se soportan en un contenido de infraestructura tecnológica mínima, que es el factor de generación de valor estratégico también. A su vez que,“pueden ser ofrecidos indistintamente por abogados u otros profesionales, incluso sin intervención humana en escenarios de productos de inteligencia artificial”, aseguró.

Al igual que Jurídica, hay otros 14 proyectos que se enmarcan en la categoría de servicios jurídicos online, algunos de ellos son Suyo, DeLeyes, Guardianes y AlcanceLegal, entre otros.

LOS CONTRASTES

  • Erick Rincón Profesor de la Universidad del Rosario y presidente de Colombia Fintech

    “Las tecnologías a disposición de los servicios legales privados o públicos representan la gran oportunidad de transformación que requiere el sistema para reducir los riesgos de interacción”.

  • Camilo Gómez CEO & Co-founder at Phylo Legal

    "Para potenciar el legaltech en Colombia tenemos que cambiar la cultura jurídica y atraer venture capital".

Ahí también aparece el proyecto de Camilo Gómez, CEO y cofundador de PhyloLegal, un startup de servicios legales en línea para Pyme y emprendedores, que utiliza una red de economía colaborativa de más de 20 abogados con el fin de proveer servicios legales de alta calidad a precios justos.

Y no es casual que para diferentes firmas de abogados la entrada de los nuevos proyectos les pueda generar algo de temor. Sin embargo, el CEO de PhyloLegal considera que estos proyectos más que ser una amenaza para el ámbito laboral de los profesionales son una oportunidad.

“Para que los abogados usen tecnología en la ejecución de tareas repetitivas o dispendiosas que les libera tiempo para enfocarse en darle un verdadero valor agregado a sus clientes con asesoría legal estratégica”, explicó Gómez.

Otros datos que se aportaron en el mapa son proyectos como los de automatización de los Software de Gestión (27), que básicamente son un sistema de gestión documental para grandes cantidades de documentos; documentos y procesos (6); marcas patentes y análisis de revisión de contratos los cuales tienen una plataforma cada uno (Ver infografía).

Por otro lado, los MarketPlace o tiendas virtuales, permiten que los usuarios puedan encontrar abogados en diferentes áreas o que los abogados sean quienes se contacten con potenciales clientes. Lo que se hace con estas tecnologías es simplemente crear un vínculo entre uno y otro.

Andrés Felipe Lasern, socio-gerente de Aliatto, una de las cinco plataformas de formación jurídica, ve un futuro prometedor en este tipo de proyectos en Colombia. Sin embargo, considera que va ser una batalla difícil de librar.

“En la práctica, la tecnología evoluciona muchísimo más rápido que el ordenamiento jurídico, y al tener demasiadas reglas, muchas veces innecesarias o mal redactadas, se generan obstáculos para la aplicación de tecnologías realmente disruptivas”, indicó el emprendedor.

La pandemia mostró la necesidad de aplicar la tecnología para ayudar a los abogados a desarrollar mejor su trabajo, pero también para acercar a las personas que tenían una necesidad en sus derechos.

“Legaltech en esencia no es un discurso, es un hacer. Es hacer tecnología, en mi criterio, no solamente para automatizar servicios, sino por ejemplo para hacer realidad la democracia”, indicó Luis Miguel González, director general de AutenTIC.

Antecedentes:
También podemos encontrar los proyectos tecnológicos enmarcados en el fintech, un término compuesto que viene de las palabras finanzas y tecnología. Aglutina a todas aquellas empresas de servicios financieros que utilizan la última tecnología existente para poder ofrecer productos y servicios financieros innovadores. Las fintech se dedican a intermediar en el mundo de las finanzas en aspectos como las transferencias de dinero o en el asesoramiento financiero.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.