Centro et Napolis

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co viernes, 3 de abril de 2020

La firma italiana señaló que el signo tenía el mismo perro tejonero que lo identificaba, por lo cual habría confusión en el mercado

La marca italiana Harmont & Blaine, reconocida por su logo de un perro salchicha, presentó oposición ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) contra el registro del signo Mia Lola, solicitado por Ana Verónica Bravo.

La marca Mia Lola pretendía identificar prendas de vestir, calzado y otros productos de la clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza.

Harmont & Blaine señaló que la marca que se pretendía registrar tenía el elemento de un “perro tejonero” idéntico al de su familia de marcas, por lo cual, se incurría a la confusión de los consumidores o a la asociación al origen empresarial.

LOS CONTRASTES

  • Andrea DonadoGerente de Consulting Group Marado

    “A pesar de que la marca solicitada no comparte características ortográficas ni fonéticas frente al signo registrado, la SIC acertadamente estudió ambas marcas y, tal como lo manifiesta el elemento gráfico, es visualmente similar lo que puede generar confusión al consumidor”.

Además, la compañía italiana señaló que lo único que diferenciaba a las dos marcas era la expresión ‘Mia Lola’, que no ayudaba a la diferenciación, si se tenía en cuenta que existía una conexidad competitiva entre los productos identificados.

“Es tal la similitud en el trazado de ambas marcas que, al compararse los signos omitiendo los elementos nominativos de ambos, no sería posible para el consumidor medio determinar cual corresponde a Harmont & Blaine y cual a Mia Lola”, añadió la compañía.

Al hacer el análisis, la Superindustria encontró que el signo solicitado era similarmente confundible con el figurativo de la oposición, ambos consistían en la figura de un perro pequeño en color negro que evocaba la misma idea.

Todos estos factores que incurrían en un riesgo de confusión por parte de los consumidores llevaron a la Superindustria a declarar fundada la oposición y negarle el registro al signo solicitado Mia Lola.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.