Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alexis Posso - aposso@larepublica.com.co Miércoles, 6 de marzo de 2019

Revocada quedó la decisión tomada por la Superintendencia de Industria y Comercio

Revocada quedó la decisión tomada por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) sobre la concesión del signo figurativo para la empresa Inversiones Parador Madrileña S.A.S.

El signo, un logotipo sin componente nominal, era tramitado para identificar productos de la clase 29 de la Clasificación Internacional de Niza, misma que alberga carne, pescado, carne de ave y carne de caza; extractos de carne; carnes frías; charcutería; embutidos y/o productos cárnicos.

Mediante escrito presentado dentro del término y con el lleno de los requisitos legales, Agropecuaria Aliar S.A, titular de La Fazenda, interpuso recurso de apelación en contra de la resolución con el objetivo de ocasionar la revocatoria.

En el documento se dejan leer los argumentos por los cuales se interpone el recurso:

“Manifestamos a esta Delegatura que no estamos de acuerdo con los motivos de la resolución impugnada, toda vez que desconocen las semejanzas figurativas entre los signos, y la conexión competitiva entre los productos y servicios que distinguen elementos que dan lugar a riesgo de confusión o asociación”, afirmó la defensa legal de La Fazenda.

De acuerdo con lo señalado por la firma Amaya Propiedad Intelectual, encargados de representar a Agropecuaria Aliar S.A, el análisis efectuado por la Dirección representa una oposición de tal magnitud contra la Ley Marcaria y afecta gravemente los derechos marcarios del opositor.

El recurso de apelación se dio con base en la violación de ‘Trade Dress’ de la marca La Fazenda por parte de Inversiones Parador Madrileña S.A.S.

El “trade dress” ha sido definido como la presentación de un producto o servicio, su apariencia global, imagen, impresión visual o empaque en general que sirve para presentar el producto a los consumidores.

Para el abogado especialista en temas de esta índole, Carlos Amaya, socio de la firma Amaya Propiedad Intelectual, el proceso tuvo su clave en el contraste objetivo de los elementos de ambos signos.

“Demostramos a la Delegatura que el signo solicitado reproduce con detalle una suma de elementos gráficos muy parecida a la cara lateral de un cerdo sobre una cinta inclinada de la marca La Fazenda”, indicó Amaya.

“Por lo anterior , su coexistencia debilitaría la fuerza distintiva de la marca de nuestra representada y podría inducir al consumidor a una falta de claridad respecto del origen empresarial de los productos”, continuó el abogado.

Habiendo tenido en cuenta las evidencias proporcionadas por los representantes legales de la empresa opositora, la Dirección de Signos Distintivos de la SIC, decidió revocar la decisión tomada con anterioridad.
Se declaró fundada la oposición de Inversiones Parador Madrileña S.A.S.y se negó el registro de la marca figurativa solicitada ante la SIC.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.