Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Diego Murcia - jmurcia@larepublica.com.co sábado, 31 de julio de 2021

La Superintendencia de Industria y Comercio dijo en el pleito marcario que la marca solicitante no genera confusión en el consumidor

Ante la Superintendencia de Industria y Comercio se presentó Manuel Felipe Carrascal Arévalo, con la intención de registrar la marca Chocol (mixta) que pretendía identificar productos comprendidos en la categoría 30 de la Clasificación Internacional de Niza, que denota chocolates y derivados del cacao.

Posterior a la solicitud de registro, la Compañía Nacional de Chocolates, presentó un escrito de oposición contra el registro solicitado acogiéndose a los literales a) y h) del artículo 136 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina.

La empresa Nacional de Chocolates, aseguró que la marca solicitada reproduce casi por completo toda la expresión dominante de la familia de marcas, y afirma que parece una abreviación al eliminar la terminación después de la raíz ‘Chocol’, puesto que uno de los productos de mayor reconocimiento es el Chocolisto. “Un consumidor promedio al oír u observar la expresión “Chocol” la asociará con nuestra representada pensando que es derivada de “Chocolisto” para identificar un producto Premium”, concluyó la compañía opositora.

“Las marcas cotejadas identifican los mismos productos en la clase 30, a saber: chocolates y sus derivados, por lo cual existe una clara conexidad competitiva entre los productos identificados debido a que estos compartirían canales de comercialización”, concluyó Nacional de Chocolates.

La marca solicitante argumentó que la parte figurativa de la marca, unas mazorcas de cacao y sus hojas provenientes de una planta natural, no hace ninguna alusión al producto ‘Chocolisto’. “Chocol simplemente puede asociarse a chocolate, al cacao, a la planta, pero en ningún momento a chocolisto”, concluyó la marca Chocol.

Luego de un análisis comparativo, la SIC determinó que los signos confrontados no permiten que en su visión en conjunto las marcas se confundan debido a las diferencias que presentan, “razón por la cual el consumidor está en la capacidad discernir entre ambas”.

Por esta razón, la SIC aceptó el registro de Chocol pese a la oposición de Nacional de Chocolates en la categoría 30.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.