Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co Miércoles, 11 de julio de 2012

La venta de lactosueros en el país por parte de las empresas de la industria lechera sigue dando de qué hablar.

Según lo conoció en exclusiva LR, la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, decidió abrir una nueva investigación en contra de 11 compañías del sector y tres almacenes por designar como leche un producto que no lo es, lo cual, para la entidad, habría llevado, aparentemente, a generar confusión entre los consumidores, a infringir normas expedidas por la entidad y a incurrir en prácticas de competencia desleal.

Dentro de las 11 compañías que serían investigadas por la SIC(cuadro) se encuentran Alpina por su producto Alpilac; Nestlé por Klim 3+, Parmalat por LEN, Alimentos del Valle por Delicampo, Distrilácteos del Valle por Fres Milk, entre otros.

Entre tanto, La 14, Colsubsidio (Subazar) y YEP serían los supermercados y puntos de venta que tendrían que responder por no haber acatado una circular de la SIC en la que la entidad exigía que los productos clasificados como lactosueros fueran claramente separados de la leche.

Leche falsificada

Según lo dio a conocer la Superindustria a través de la resolución 37489 de 2012, dentro de la investigación deberá determinarse si las empresas y las grandes superficies vinculadas incurrieron en una violación del Reglamento Técnico contemplado a través del Decreto 616 de 2006, 'por utilizar rótulos o etiquetas con declaraciones ambiguas respecto a las características del producto y designar como leche a productos que son bebida láctea, mezcla láctea, alimento lácteo, preparación alimenticia, fórmula láctea y bebida a base de leche',sostiene el documento.

Lo anterior, toda vez que dicha norma contempla que se considerará leche falsificada aquella que, entre otros aspectos, se designe o expenda con nombre o calificativo distinto al que corresponde o al que su envase, rótulo o etiqueta contenga diseño o declaración ambigua que pueda producir confusión sobre su composición. Y es que según la SIC, los empaques utilizados por estos productos tienden a generar confusión con las presentaciones de la leche líquida y en polvo, pues hacen referencias directa a la leche 'bien sea porque traen imágenes de vacas, de productos del campo, de un líquido blanco o de botellas de leche; incluso en algunos casos se afirman que 'Son productos con sabor a leche' o 'a base de leche entera', información que puede generar confusión en el consumidor', sostuvo la SIC.

Protección al consumidor

La entidad también buscará determinar si las empresas y los almacenes violaron las normas contenidas en el Estatuto de Protección al Consumidor (Decreto 3466 de 1982) , así como al Nuevo Estatuto de Protección al Consumidor (Ley 1480 de 2011), por no haber acatado los artículos 14 23 respectivamente, en los cuales se prohibe de forma tajante las marcas, leyendas y propagandas comerciales que no correspondan a la realidad o que pueda inducir a error 'respecto de la naturaleza, el origen, el modo de fabricación o los componentes (…)'. Según el Nuevo Estatuto, dicha información mínima deberá además suministrar a los consumidores información clara, veraz, suficiente, verificable y oportuna sobre los productos que ofrezcan.

Violación de normas

En la apertura de esta investigación la Superindustria estableció además, de manera preliminar, que los supermercados y puntos de venta (Colsubsidio, La 14 y YEP) no dieron cumplimiento a la Circular Única de esta entidad emitida el 25 de abril del año pasado a través de la cual se ordenada a los establecimientos que al comercializar productos a base de lactosuero estos deberían 'estar claramente separados de la leche e identificados siempre con un aviso situado en un lugar visible en el que se indicara expresamente 'Este producto no es leche. Su composición y calidad nutricional difieren de las propias de la leche'.

Competencia desleal

'Es posible concluir, al menos de manera preliminar, que los diseños de los envases, empaques o etiquetas, así como las marcas y leyendas utilizadas (…) llevan al consumidor al creer de manera errada que está comprando leche y no un producto distinto, por lo que está creando confusión respecto a los productos de otras empresas que sí producen y comercializan leche'.

Con este pronunciamiento y haciendo alusión a la presunta violación del articulo 11 de la Ley 256 de 1996, la SIC estableció que de las pruebas que obran en el expediente, se encontró que el porcentaje de las ventas de algunos de los productos se ha incrementado en el periodo estudiado, 'de lo cual es posible concluir que los productores han hecho efectiva la ventaja competitiva', sostuvo la entidad en la decisión.

Al cierre de esta edición, las compañías Nestlé y Alpina argumentaron que respetaban la investigación de la SIC y sostuvieron que estarían prestos a aportar la información sobre el caso. Colsubsidio, por su parte, dijo que ya había fijado sobre los productos derivados en los supermecados los avisos de advertencia ordenados por la disposición.