Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Julián David Ruiz Rondan Miércoles, 14 de marzo de 2018

La existencia de smartphones con cámaras fotográficas y vídeo de buena calidad, así como la facilidad de adquirir cámaras profesionales y semi-profesionales en el mercado, ha generado que cada vez existan más fotografías circulando en la web, redes sociales y que cada vez haya más fotógrafos tanto aficionados como profesionales.
¿Estas fotografías están protegidas?, ¿son de libre uso?, ¿se requiere autorización para usarlas?, ¿se debe mencionar a alguien?, son algunas de las preguntas que deben hacerse antes de usar una fotografía.

¿Todas las fotografías están protegidas por derecho de autor?
No todas las fotografías tienen derechos de autor, sólo las que son creaciones originales. Por lo que se requiere que haya existido un proceso creativo e intelectual del ser humano en la creación de una obra fotográfica.
Así pues, la fotografía de cédula o pasaporte probablemente no gozará de protección por el derecho de autor, ni tampoco la fotografía tomada por un animal accidentalmente, porque en ninguna de las dos hay un proceso creativo del ser humano.

¿Todas las fotografías tienen el mismo valor?
Es importante recordar que la protección del derecho de autor no requiere que haya mérito artístico como condición para la protección de una obra.
Sin embargo, en el ámbito comercial es claro que no valdrá lo mismo una fotografía de Steve McCury, autor de la fotografía La Niña Afgana, que una fotografía de un fotógrafo aficionado. El reconocimiento del autor es uno de los factores que influyen en la valorización de una fotografía y en el valor de su licencia.

Así mismo, no tendrá el mismo valor una fotografía tomada en el instante de la caída de las Torres Gemelas o durante la caída del muro de Berlín, que una fotografía tomada en un lugar en donde se pueda capturar una misma imagen en distintos momentos y por distintas personas.

Estos y muchos otros factores son considerados al momento de realizar la valoración de una fotografía para determinar el precio adecuado de su licencia.

¿Qué debo tener en cuenta para usar una fotografía?
Lo más importante es preguntarse: ¿requiero pagar una licencia, obtener una autorización o es de libre uso? Hay algunas fotografías que están bajo una licencia Creative Commons que implica una autorización general de uso, cumpliendo unos requisitos mínimos: en ocasiones será la mención al autor.
También es posible que la fotografía pertenezca a una base de datos de imágenes, en las que se pueden obtener fotografías de alta calidad por precios muy competitivos.

El otro escenario es la fotografía que no menciona ser de libre uso, ni pertenece a un banco de imágenes. En este caso, es importante obtener la autorización de uso, ya sea de parte del mismo fotógrafo o de un tercero que sea titular o licenciatario autorizado para comercializar o sublicenciar el uso de dicha fotografía.

¿Cómo debo hacer el uso de la fotografía?
Es importante seguir los lineamientos de la licencia. Normalmente se debe mencionar al autor, pero en algunas ocasiones se permite el uso de fotografías sin mención alguna. También puede haber restricciones de uso: en algunos casos el uso podrá ser comercial, mientras que algunas fotografías solo permiten su uso editorial .

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.