Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandra Rojas Castañeda sábado, 24 de julio de 2021

La competencia más desafiante que enfrentan las firmas de abogados no es por los clientes, es por el talento humano. Es cada vez más difícil atraer y cautivar abogados -y otros profesionales- con altos niveles de especialidad, experiencia previa, perfil internacional, capacidad comercial y habilidades de liderazgo. Las firmas, por lo general, invierten más en la captación de clientes nuevos que en la retención o atracción de talentos de alto perfil. La clave está en el balance, y en entender que sin un buen equipo no somos nada.

¿Qué es el marketing interno?

El marketing interno no es solo ofrecer salarios competitivos y un sistema de bonificaciones atractivo. Se trata de ir más allá, identificando la percepción que los colaboradores tienen de la marca, de su rol, de la comunicación y del ambiente, entre otras variables.
Hoy en día, los abogados evalúan distintos aspectos a la hora de decidirse por una firma u otra. Comparto algunos ejemplos que creo que pueden ser prácticos y de alto valor a la hora de diseñar una estrategia de marketing interno:

El primer ejemplo y el más obvio es el salario emocional, que se refiere a todos esos incentivos no económicos como el flex time, horarios saludables de trabajo, ambiente laboral, cultura corporativa, entre otros.

Además del salario emocional, otra buena táctica para reforzar el marketing interno es a través de las capacitaciones y la apuesta por el desarrollo profesional de nuestros colaboradores. No se limite a capacitarlos solamente en temas legales, aportar herramientas que vayan más allá son altamente valoradas por los abogados de hoy. Piense en una capacitación en ventas, branding personal, técnicas de persuasión y negociación, soft skills, entre otros.

Complementando lo anterior, además de las capacitaciones, los abogados de hoy buscan espacios de visibilidad y posicionamiento. Como marca, debemos dar un espacio a nuestros asociados para que brillen y se posicionen en el mercado como talentos en ascenso. Es muy importante que nuestros abogados tengan un espacio protagónico en las redes sociales, que sean tenidos en cuenta para publicar artículos o investigaciones en medios de comunicación y académicos (y se les dé el crédito por ello), se les considere en las aplicaciones en los rankings internacionales (Chambers & Partners, Legal 500, entre otros) y se les reconozca su buen trabajo y logros a través de los canales de comunicación internos.

Otro elemento clave en el fortalecimiento del marketing interno es el compromiso social. Las firmas de abogados también son marcas (así como lo es Apple, Nike, Tesla, etc.) y, por ende, pueden atraer o alejar un mercado o nicho específico por su filosofía, energía y compromisos con la comunidad. Los abogados, y en general los jóvenes de hoy, se sienten comprometidos con hacer del mundo un lugar mejor, así que sentir que trabajan en un lugar que busca ese mismo objetivo es un motivo de orgullo y motivación.

Existen muchas más acciones que pueden aportar a una estrategia de marketing interno, pero para empezar, debemos entender que el principal valor y activo de las empresas de servicios profesionales son las personas.

El objetivo es lograr convertir a nuestros colaboradores en embajadores de la marca. Queremos que trabajen motivados y encuentren una carrera enriquecedora en la firma, pero también queremos que la promocionen y fortalezcan su reputación en el mercado. Recuerden que el mundo de los servicios legales en cada país es un mundo pequeño, y uno nunca sabe para quién trabaja. En unos años ese asociado puede ser su cliente.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.