Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co jueves, 15 de febrero de 2018

La forma y el color del producto impidieron su inscripción

La multinacional Bimbo, famosa por productos como Pasteles Marinela, Gansito y papas Sabritas, solicitó a la Dirección de Signos Distintivos en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) registrar su marca ‘Tridimensional’.

La marca pretendía identificar productos de la clase 30 en la Clasificación Internacional de Niza, la cual cobija artículos de confitería.

La empresa Vallecaucana, Colombina, competencia directa de la multinacional en el país, se opuso al registro por medio de La Gaceta de la Propiedad Industrial. Según su publicación, la chupeta amarilla con forma de piña que querían inscribir no contaba con suficientes elementos que la diferenciara de las demás con la misma forma en el mercado.

La empresa mexicana respondió las réplicas argumentando que su dulce tiene diversas comisuras, hundimientos y rayas diagonales que la diferencian de las otras. Como prueba, adjuntaron fotos de chupetas comercializadas en el extranjero y afirmaron que no hay ninguna parecida en el mercado colombiano.

La Dirección de Signos Distintivos procedió a hacer el análisis de registro de la marca ‘Tridimensional’ para decidir si suscribirla o no.

LOS CONTRASTES

  • Andrea DonatoGerente General Consulting Group Marado

    “No estoy de acuerdo con que sea el sabor el objeto de la base de la negación puesto que lo que se pretende con la solicitud es proteger la forma, con la cual Bimbo podría dar a conocer su producto”.

  • Juan Carlos MartínezProfesor de Jurisprudencia en la Universidad de la Sabana

    “En este caso, cuando se pretende el registro de una marca, debe asegurarse que tiene la aptitud distintiva necesaria para lograr la plena identificación de los bienes y servicios amparados”.

Estar en el mercado no iba a ser un problema para Colombina porque no ofrece un confite similar, sin embargo, la Dirección no concedió el registro de ‘Tridimensional’ porque su forma y color describen su sabor, por lo que el consumidor no tendría que fijarse en la marca para saber lo que le espera al comprar el producto. Por eso, no reúne las característica suficientes para ser una marca.

Julio Mario Bonilla, Director de Signos Distintivos, declaró infundada la oposición de Colombina, negó el registro de la chupeta y notificó a las partes que aún tienen un recurso de apelación frente a su decisión.

Andrea Donato, Gerente General de Consulting Group Marado, discrepó y dijo que “no está de acuerdo con que sea el sabor el objeto de la base de la negación puesto que lo que se pretende con la solicitud es proteger la forma”.
Juan Carlos Martínez, profesor de la Universidad de La Sabana aseguró que “cuando se pretende el registro de una marca, debe asegurarse que tiene la aptitud distintiva necesaria para lograr la plena identificación de los bienes y servicios”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.