Martes, 8 de octubre de 2013

La compañía internacional de telecomunicaciones y medios Millicom, y Empresas Públicas de Medellín, una de las compañías de servicios públicos más grandes en Colombia, firmaron los documentos finales para combinar sus respectivos negocios de telecomunicaciones en Colombia a través de una fusión internacional que se realizaría entre UNE E.P.M. Telecomunicaciones (una de sus subsidiarias) y Millicom Spain Cable (una subsidiaria de Millicom domiciliada en España), que tendrá como resultado la consolidación del negocio de telecomunicaciones tanto de Millicom como de Empresas Públicas de Medellín en Colombia.

El proceso de negociación de los documentos de la transacción duró más de un año y fue bastante complejo dado el monto de la transacción (se calcula que el valor de la misma es de aproximadamente US$4,4 billones), las normas especiales a las que están sometidas algunas de las compañías partes de la fusión, así como la relevancia que esta operación tiene para el mercado de las telecomunicaciones en el país.

En esa medida, cada uno de los contratos necesarios para la implementación de la transacción fue cuidadosamente estudiado y negociado por cada una de las partes durante este tiempo. En consecuencia, y para la elaboración exitosa de tales documentos Millicom  y sus compañías relacionadas fueron asesoradas por las firmas Brigard & Urrutia abogados (Colombia), Davis Polk & Wardwell LLP (Estados Unidos) y Uría Menéndez Abogados (España), mientras que Empresas Públicas de Medellín y UNE fueron asesoradas por la firma Gómez, Pinzón y Zuleta abogados, además de la determinante participación de los departamentos jurídicos de cada una de las sociedades involucradas. La intervención de todos estos asesores fue crucial para el proceso (así como la colaboración de otros de carácter financiero, contable, entre otros), pues no sólo se trató de brindar el acompañamiento durante la negociación de los documentos que se firmaron exitosamente el pasado 1 de octubre, sino que también fue necesario coordinar la labor de los asesores extranjeros durante la transacción y liderar los esfuerzos de debida diligencia que se realizaron desde principios de año sobre cada una de las compañías involucradas en la transacción.  

 Dada la naturaleza pública de las Empresas Públicas de Medellín y de UNE la cual requirió la autorización del Concejo de la ciudad de Medellín (obtenida a través de la expedición del Acuerdo 17 del 8 de mayo de 2013 cuyos términos se reflejan en los documentos de la transacción), la fuerte regulación de una industria como la de telecomunicaciones y la fusión entre compañías domiciliadas en diferentes jurisdicciones y sujetas a la estricta vigilancia de las correspondientes autoridades gubernamentales (especialmente las de telecomunicaciones), han hecho de esta transacción una altamente compleja; por ello, los abogados de las diferentes jurisdicciones han estado involucrados no sólo en su estructuración, documentación y firma de los contratos, sino también en las reorganizaciones corporativas de varias de las compañías parte de la transacción que deberán ser finalizadas antes de que la fusión pueda tener lugar.

Adicionalmente, la visibilidad de la transacción con evidente importancia en el sector de telecomunicaciones en Colombia y en los usuarios de tales servicios, ha hecho que esta transacción pueda ser calificada este año como una de las transacciones más complejas y relevantes en la industria, para la actividad de fusiones y adquisiciones en Colombia y para la región en general.

Aunque la firma de los documentos finales que regirán la transacción es un paso fundamental, todavía es necesario que se obtengan ciertas autorizaciones para el exitoso cierre de la misma; entre otros, ésta requeriría de la autorización de tres autoridades gubernamentales y de la aprobación de terceros que deberá sujetarse a la estricta regulación que rige la materia.  Ahora bien, y debido a que estos procesos requieren la presentación de diversos documentos y el cumplimiento de algunos términos legales en materia de notificaciones y otros asuntos relacionados, se espera que una vez todos esos trámites se surtan se pueda cerrar la transacción en la primera mitad del 2014.