Ranchera

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co miércoles, 20 de mayo de 2020

La compañía Zenú presentó oposición para defender su marca Ranchera de carne de hamburguesas y otros productos

La Industria de Alimentos Zenú, que se ha caracterizado por ofrecer una amplia variedad de productos precocidos, se presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para defender una de sus marcas, la carne de hamburguesa Ranchera.

Se trataba de una solicitud realizada por Jacqueline Arce Maldonado para registrar la marca ‘Tacos y tortillas La Rancherita’, la cual pretendía identificar sus productos en la clase 30 de la Clasificación Internacional de Niza.

Sin embargo, Zenú presentó su oposición y argumentó que este signo solicitado reproducía su marca Ranchera, la cual era notoriamente reconocida para identificar productos cárnicos. Además, de tratarse de una familia de marcas.

Finalmente, la compañía señaló que las expresiones ‘tacos y tortillas’ no significaban elementos fuertes que aportaran distintividad, por lo cual, al reproducir la expresión ranchera así fuera con su diminutivo, rancherita, podría haber riesgo de confusión en el mercado.

Por su parte, Arce dio respuesta a los argumentos de Zenú y señaló que la compañía opositora hizo una comparación parcializada al solo fijarse en la expresión ‘rancherita’. Asimismo, señaló que era importante tener en cuenta que su marca iba a identificar productos específicos como tacos y tortillas.

“Las posibilidades de que el consumidor pudiera ser confundido al apreciar las marcas en el mercado serían aún más lejanas, pues indiscutiblemente quien piensa en adquirir un producto como serían unas salchichas ni aun por error se confundiría y llevaría unas tortillas”, señaló la solicitante.

En cuanto a la expresión que compartían ambas marcas, la titular de la rancherita tacos y tortillas dijo que ‘rancher’ hacía referencia al ‘rancho’ y que su uso se había generalizado para las distintas marcas, en especial, las de la clase 29 donde la opositora identificaba sus productos.

“No resulta cierta la afirmación que hace el apoderado de la sociedad Zenú cuando señala que existiría un “riesgo de asociación” entre las marcas”, concluyó la solicitante.

Tras escuchar los argumentos presentados por ambas compañías, la SIC realizó el cotejo de marcas y el análisis de irregistrabilidad y encontró que existía una similitud ortográfica y fonética entre ambas debido a que las expresiones ‘ranchera’ y ‘rancherita’ generaban un impacto sonoro y visual similar.

Además, la Dirección determinó que los signos confrontados tenían similitudes suficientes para ser confundibles y que existía cierta relación entre las clases en que cada uno identificaba sus productos.

Finalmente, la Superindustria declaró fundada la oposición de la compañía Zenú, se extendió la notoriedad de Ranchera y se le negó el registro a ‘Tacos y Tortillas La Rancherita’.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.